12 beneficios de vivir con menos
Mayo 12, 2017
Los niños también pueden ayudar
Mayo 18, 2017
Laure

Cómo el desorden y la acumulación de cosas comprometen nuestra salud

La acumulación de cosas y el desorden tienen efectos directos sobre nuestra salud física y mental. Muchas veces no lo percibimos claramente hasta empezar a ordenar y organizarnos. No soy médico ni sicóloga y la siguiente nota no tiene valor científico, sólo quiero compartir algunos de aquellos efectos desde la experiencia propia.

  1. Resultan en un aseo aproximado que puede traer enfermedades y riesgos para nuestra salud física. El desorden hace mucho más difícil limpiar efectivamente nuestra casa. Y la acumulación, por más ordenada que parezca, también favorece la suciedad. ¿Cuántas veces al año movemos todos los libros de la biblioteca para asegurarnos que ninguna araña de rincón se ha escondido detrás? ¿Estamos seguros que no hay huevos de polillas en la pila sin uso de abarrotes de la despensa? ¡Y qué latero es limpiar la alfombra para evitar la proliferación de ácaros con tantos muebles en el dormitorio! Y para qué hablar de un refrigerador relleno de productos a medio comer dónde pueden proliferar bacterias. El desorden y la acumulación, por más que mantengamos una limpieza relativa o tengamos asesora de hogar, comprometen seriamente nuestra salud física.
  2. Nos quitan energía y ánimos. Marie Kondo en su método La Magia del Orden recomienda simplificar y ordenar de una vez y apuntar a la perfección. Pero debo confesar que la primera vez que lo intenté no me resultó. Ni la segunda ni la tercera. Porque requiere de una energía que uno simplemente no tiene después de una semana laboral de 45 horas, las tareas de los niños y la cena. Entramos en un círculo vicioso: no tenemos energía para empezar a ordenar, y la acumulación y el desorden a su vez nos quitan energía. Lo que sí he notado es la reacción increíblemente positiva en términos anímicos en los amigos y clientes con quienes converso los beneficios de simplificar y ordenar. Nunca pasan más de uno o dos días antes que me escriban o llamen para comentar cómo les subieron los ánimos y con qué han empezado y quieren seguir. El feng shui, sistema filosófico taoísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, desarrolla en forma clara estos preceptos de liberación de energía en nuestro espacio de vida o trabajo.
  3. Nos quitan tiempo para actividades más saludables. Piensen en cómo podríamos aprovechar el tiempo libre cuando ya no tengamos que preocuparnos por comprar/mantener/limpiar/asegurar nuestras pertenencias materiales, o ir varias veces a la semana al supermercado, o demorarnos más tiempo de lo necesario en hacer el aseo. Es un círculo virtuoso con más tiempo para hacer ejercicio físico, más tiempo para cocinar sano (o ni tan sano, pero al menos sabiendo lo que metemos en nuestro cuerpo), más tiempo para disfrutar de nuestra familia o amigos, de la naturaleza o de nuestras mascotas, o simplemente más tiempo para hacer nada y bajar el ritmo.
  4. Nos confunden y mantienen en el pasado. Cuando nuestra casa y nuestra vida están demasiado llenas de cosas, no hay espacio para nuevas oportunidades, nuevas amistades, nuevas actividades, nuevos recuerdos. Miramos hacia atrás y no hacía delante y culpamos el pasado por nuestra situación actual. Simplificar y ordenar nos ayuda a encontrar el espacio entre nuestras cosas para crear un mejor futuro. Nos da más claridad sobre las opciones disponibles y los pasos a seguir, así como más poder de decisión.
  5. Nos exponen a que nos pasen a llevar. Los demás tienden a tratarnos tal como nos tratamos a nosotros mismos. Si nos cuidamos y nos valoramos a nosotros mismos, ordenándonos por fuera y por dentro, entonces la gente nos valorará y tratará bien. Si caemos en el circulo vicioso que les mencioné antes, de baja energía y poca claridad, es probable que terminemos expuestos a que los demás nos pasen a llevar, desde nuestros niños que no nos colaboran en la casa con algo tan sencillo como levantar su ropa sucia del suelo y ponerla en el canasto, hasta situaciones más graves de acoso laboral o maltrato físico. También nos puede jugar en contra con socios o colegas de trabajo cuando el desorden en nuestra oficina y en nuestras ideas afecta nuestra capacidad de tomar decisiones y ajustarnos a la realidad y puede llevar a situaciones de estrés extremo o burnout.

OrganizHada, servicio de organizadora profesional, no es un servicio de aseo. Pero les ofrecemos estrategias comprobadas y a la medida para simplificar y organizar su casa, su oficina y su vida, y así cuidar su salud física y emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *