Experimentando (Parte I)
Abril 24, 2017
Laure

Hablemos de minimalismo

Hace un tiempo atrás empecé a ponerle atención al concepto de minimalismo.

Por favor, no se asusten y quédense conmigo un rato. No hablo de minimalismo arquitectural, del típico loft o departamento con superficies blancas y  con pocos muebles caros de diseñadores en boga, que la vida en una ciudad muy contaminada, con mascotas y niños pequeños no vuelve una opción muy realista.

Hablo de minimalismo como estilo de vida, como filosofía de vivir con lo justo y necesario y desprenderse de lo superfluo. Existen tantos minimalismos como personas y por lo tanto el “justo y necesario” es una noción que varía de una persona a otra. Mi punto aquí no es convencer a todos de que mi justo y necesario es una verdad absoluta o un ejemplo a seguir.

El minimalismo es la idea de vivir con menos cosas para liberar más espacio físico, mental y emocional en la vida de uno para lo que realmente importa. No debe ser considerado como un movimiento de moda exclusivo para los ricos de buen gusto, sino que un estilo de vida que cualquiera puede aplicar a su vida. Conlleva cierta estética, una belleza que destaca en lo esencial, una vez que se eliminó lo superfluo. Y no es una elegancia para unos pocos elegidos, sino que está disponible para cualquiera que quiera tomar este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *